Mar. May 17th, 2022

Decolonizando la agricultura…

«En la agricultura indígena, lo habitual era modificar las plantas para que estas se adaptaran a la tierra. En consecuencia, existen múltiples variedades de maíz, que nuestros antepasados domesticaron para que pudiera darse en un lugar específico. La agricultura moderna, basada en la potencia del motor y en los combustibles fósiles, optó por el camino contrario: alterar la tierra para que ésta se adaptara a las plantas, que son clones unas de otras, espeluznantemente similares»

«En la época en que estos valles se dedicaban al cultivo de las Tres Hermanas (judía, calabaza, maíz), había multitud de insectos y muchísima hierba, pero nadie necesitaba insecticidas. Los policultivos -campos con diferentes especies vegetales- son menos susceptibles a las plagas que los monocultivos. La diversidad vegetal favorece que haya hábitats para una amplia variedad de insectos. Algunos de ellos tratan de alimentarse de los cultivos, pero también aparecen otros que se alimentan de estos.»

«El huerto no solo da de comer a los humanos. Y siempre hay suficiente para todos.»

«Algún día, pienso, el monocultivo intelectual de la ciencia será reemplazado por un policultivo de conocimientos complementarios. Y entonces habrá suficiente para todos»

Robin Wall Kimmerer. Botánica, indígena potawatomi. (Una trenza de hierba sagrada. Saber indígena, conocimiento científico y las enseñanzas de las plantas.)

Hay 220 variedades de maíz en América Latina, de las cuales, 64 razas son de México.

Fotografía :copyright:Fundación Biodiversidad Alimentaria

Texto: Una antropóloga en la luna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.