Sáb. May 21st, 2022

Los cuatro animales

Visto en Alonso del Río

Los cuatro animales que se usan para representar a los 4 evangelistas (el Toro, el Humano, el León y el Aguila) tienen una historia mucho más antigua de la que se imaginan. Si bien se hacen conocidos en occidente gracias al famoso libro del Apocalipsis de San Juan, Juan recibió la información de los griegos (con los que pasó sus últimas décadas). Mas los griegos lo recibieron de los egipcios y los egipcios de los sumerios, como lo muestran las primeras estatuillas representando esfinges de cuatro animales.

Estos 4 animales son símbolos, es decir representan la “energía” de cada uno de los 4 elementos que forman en su conjunto la vida. La Tierra, el Agua, el Fuego y el Aire. Son estos y en ese orden porque van de lo denso a lo sutil. Como lo vislumbró el buen Hegel hace más de 200 años la historia del ser humano se resume en la dialéctica del amo y el esclavo. Desde los sumerios el gran negocio de la guerra fue tomar esclavos para tener mano de obra barata, hasta ahora sigue siendo igual. La diferencia es que en estos tiempos las guerras ya son de otro tipo: mediáticas, bacteriológicas, informáticas. Por eso nunca hubo una preocupación desde los grupos de poder para que el verdadero conocimiento llegue hasta las bases, pues estás se volverían libres. ¿Como mantener el control social sin avivar al máximo el miedo y la ignorancia?¿De qué se trata todo este macabro juego?

Creo que desde hace miles de años las élites tienen un conocimiento muy alto, pero que sin duda no es el más alto, pues de hecho no incluye al amor, ellos se quedan sólo en el poder y desde allí luchan para que los humanos permanezcan en el miedo y la ignorancia (Tierra y Agua) y nunca lleguen a descubrir su propio poder que está en el Fuego y es el que nos trae la claridad. Por eso mandaron el fuego al infierno para que nadie lo toque (solo ellos). Pero el Poder no es malo, solo es dual, puede curar o puede matar.

Si tu renuncias a tu propio poder por miedo o desconocimiento y buscas miles de justificaciones “muy válidas” para hacer algo que tu Consciencia dice que NO, y no encuentras la fuerza para sostener y luchar como un León (Fuego) y defender tus libertades básicas, te estás condenando a no cumplir el propósito de la vida que es llegar al Aire y convertirte en un verdadero ser humano.

Miles de años de evolución a un milímetro que se lo lleve la chingada, tú eliges.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.